split  
 

Hoteles en Split

Buscador de Hoteles Baratos
Destino
Llegada
Salida

Viajes a Split

Lo primero que piensas cuando llegas a Split, sobretodo su es la primera ciudad croata que visitas, es: ¿como es que esta ciudad aun vive entre murallas?. Bueno en realidad Split, no vive dentro de las murallas, vive dentro de las paredes de un palacio, más concretamente el Palacio de Diocleciano. Se trata de una fortaleza militar, una residencia imperial y una ciudad amurallada.

La historia es así: esta cuidad se hizo famosa cuando Dioclesiano (245 d.C. - 313 d.C.), célebre emperador por perseguir a los primeros cristianos, decidió construirse un palacio en estas tierras y retirarse tras dejar su puesto. Dioclesiano solo disfrutó 10 años de su palacio. A su muerte lo siguientes emperadores romanos, admirados por la belleza de las tierras y del palacio, siguieron utilizando la residencia como lugar de descanso. Cuando la cercana colonia de Salona –hoy conocida como Solin- fue abandonada en el siglo VII, muchos de los habitantes buscaron refugio en Split y se atrincheraron tras los altos muros del vacío palacio. Hoy en día muchos de los habitantes de Split son descendientes de aquellas personas.

Tras Dioclesiano y lo romanos, Split fue invadida por los bizantinos y después por los croatas; pero esto marcó el esplendor de la prospera ciudad medieval. La parte occidental del casco antiguo data del medioevo y era en el centro de la vida municipal.

La espléndida Split sería invadida luego por los venecianos, que construyeron las actuales murallas de la ciudad para defenderla de los turcos. Más tarde vino el imperio austro-húngaro y luego la segunda Guerra Mundial.

Que ver en Split

La brillante Split hoy no luce como un palacio, pero entre sus callejuelas estrechas y decorado de excavación; aun se puede sentir vibrar a esta ciudad con un largo y prestigioso pasado. Y si te enfocas y escuchas el canturrear del viento, piensas que ha debido ser un palacio magnífico para retirarse.

Split, es hoy, la segunda ciudad de Croacia y gracias a su ubicación en plena costa Dálmata es un centro turístico que cobra cada vez más auge. Situada en el lado sur de una elevada península, es el umbral clave para visitar las numerosas islas que la protegen del mar, entre las cuales se encuentra la famosa isla de Hvar. Además de visitar el Palacio de Dioclesiano o Casco Antiguo – dentro de la lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad-; Split, cuenta con un paseo marítimo muy bonito.

Circuito por el Palacio de Dioclesiano

El Palacio de Dioclesiano, no es un museo en absoluto; los 220 edificios que lo conforman son la vivienda de más de 3.000 personas y además también son tiendas, restaurantes u hoteles. El bonito palacio se construyó en piedra blanca, extraída de la isla Brac; además Dioclesiano no reparó en gasto he hizo importar: mármoles de Italia y Grecia, columnas y efigies de Egipto.

El palacio mide 215 metros de este a oeste y 181 metros de ancho en el punto más meridional. La muralla más alta alcanza 26 metros de altura y la estructura total alcanza los 31.000 metros cuadrados. En total hay cuatro entradas al palacio, cada una con el nombre de un metal precioso: Oro, al norte; Broce, al sur; Plata, al este; y Hierro, al oeste. Las puertas este y oeste están conectadas por una calle llamada Kresimirova o Decumanus, es una de las arterias principales de la ciudad.

El recorrido que te planteamos comienza en la estatua de Gregorio de Nim, el obispo de Croacia del siglo X que luchó por el derecho de utilizar el croata antiguo en los servicios litúrgicos. Esta imagen, es uno de los símbolos de la ciudad, además el enorme dedo gordo del pié izquierdo brilla a diferencia de la estatua completa; esto se debe a que hay una tradición que dice que tocarlo trae suerte.

Al oeste de la estatua se erige la torre del vértice del palacio, muy bien conservada. Entre la torre y la estatua se hallan los restos de la Capilla de Arnir, a través del cristal pueden ver un fragmento de esta iglesia prerrománica. Tras la estatua está la Puerta del Oro, por donde entraremos, y que era la más majestuosa de las cuatro puertas. A partir de los fragmentos que se conservan se puede adivinar las estatuas, columnas y arcos que decoraban esta suntuosa entrada. Al entrar nos encontramos en la calle Dioklecijanova, nuestro recorrido la cruzara completamente hasta la puerta de Bronce.

Caminaremos hasta el Palacio Papalíc, en el nº de la calle papalicéva una boca calle de Dioklecijanova, aquí veremos el hermoso patio, la logia y la escalera exterior. Construido por Dalmatinac, está considerado una de las más bellas muestras del gótico tardío. En el interior se aloja el Museo de la Ciudad, tres pisos de dibujos, blasones, monedas y documentos que cuentan la historia de Split.

De vuelta en la calle principal, Dioklecijanova, caminamos cruzando Kresimirova hasta el Peristilo. Esta era la entrada principal a las estancias imperiales, y que está 3 escalones por debajo del nivel de la calle. El lado más largo se encuentra alineado con seis columnas de granito, unidas por arcos y decoradas con friso de piedra. El lado sur del peristilo está cercado por el Protion, que es la entrada a las estancias imperiales en sí.

A la derecha veremos el Templo de Júpiter, más tarde convertido en baptisterio. Antaño el templo contaba con un pórtico sostenido por columnas, la única que queda data del siglo V. La esfinge decapitada de granito negro que custodia la entrada fue importada de Egipto cuando se estaba construyendo el templo, en el siglo V.

De vuelta en el peristilo, se pueden subir las escaleras que conducen a la Catedral de San Dommius, originalmente mausoleo de Dioclesiano. La forma octogonal original, rodeada de 24 columnas, ha sido conservada casi totalmente. El interior abovedado está cercado por dos filas de columnas corintias y un friso que muestra al emperador Dioclesiano y a su esposa Prisca. En el mismo edificio, el campanario románico se construyó entre los siglo XII y XIV y se reconstruyó en 1908, tras i desplome. Hay que fijarse en los dos leones que reposan junto a la entrada del campanario y en la esfinge negra que data del siglo XV a.C. en la pared de la derecha.

Pasado el peristilo, encontramos unos escalones que bajan, hasta entrar en le vestíbulo que es la parte mejor conservada del Palacio de Dioclesiano. Actualmente esta zona se encuentra ocupada por tenderetes de artistas locales que venden sus piezas. Pero aquí también está la entrada a las Salas del Sótano del palacio, que pueden ser visitadas. El estada es un poco ruinoso pero podemos descubrir algo más de este laberinto y contribuir con la conservación de él.

 

Split, Croacia
 
 
 
 
       
 
Viajes y Cruceros a Croacia
Durante todo el año se organizan maravillosos viajes a Croacia, una tierra donde el paso de las estaciones es muy suave, sobretodo en la zona de Dalmacia. Además de paquetes de viajes que incluyen hotel en régimen de media pensión o pensión completa, también Croacia es uno de los puertos más visitados por cruceros en Europa.
 
Hoteles en Croacia - Split
Los hoteles en la Croacia tienen fama de caros, y es verdad si sobretodo se habla de Dubrovnik. La mejor alternativa para evitar los altos precios, es ir a ciudades menos turísticas como: Split, Zadar, Trogir o Cavtat y el resto del dinero usarlo para alquilar un coche y conocer todas estas maravillosas ciudades sobre la costa del Adriático.
 
Vuelos a Croacia
Los aeropuertos en Croacia no abundan, una problema estrechamente relacionado con el carácter abrupto del paisaje. El principal aeropuerto es el que se encuentra en la ciudad de Dubrovnik; pero también están los de Zagreb, Split, Rijeka, Pula, Zadar, Osijek y Brac.
 
 
Bosnia: Mostar / Bulgaria: Burgas - Plovdiv - Sofia - Varna / Croacia: Dalmacia - Pula - Split - Zadar - Zagreb / Eslovenia: Ljubljana - Maribor / Montenegro: Budva - Cetinje - Herceg Novi - Kotor - Podgorica - Tivat - Ulcinj / Serbia
Copyright © 2008 Todos los derechos reservados. TyM Viajeros S.L.